• Grey Facebook Icon
  • Grey Pinterest Icon
  • Grey Instagram Icon
He leído y Acepto los Términos de uso y la política de Privacidad
SUSCRIBETE A NUESTRA
NEWSLETTER

ACEITE DE CAMELIA: nuestro ingrediente estrella. Muy apreciado en Japón desde la antigüedad, por sus propiedades regeneradoras y protectoras de la piel, formaba parte de la rutina de belleza diaria de las Geishas. Es el aceite con más poder antioxidante que existe. Su alto contenido en ácidos grasos omega 3, 6 y 9, ayuda a restablecer la elasticidad, el equilibrio y la suavidad de la piel. El peso molecular de este aceite es casi idéntico al de nuestra piel, lo que facilita su absorción rápida y profunda.

ACEITE DE GERMEN DE TRIGO: Obtenido del germen de trigo crudo, contiene una gran cantidad de vitamina E que estimula la producción de colágeno. Ayuda a prevenir la aparición de arrugas y los signos de envejecimiento, por su acción antioxidante y nutritiva.

ACEITE ABSOLUTO DE VAINILLA PANIFOLIA: Rico en antioxidantes que ayudan a reducir los daños causados por los radicales libres en la piel, a la vez que suaviza lineas de expresion y reduce las manchas provocadas por el envejecimiento cutáneo. En México, su lugar de origen, los antiguos Aztecas utilizaban la vainilla para tratar quemaduras y cortes, por sus propiedades antibacterianas y cicatrizantes.

ACEITE DE GIRASOL:  Muy rico en Tocoferoles, destaca su poder antioxidante que ayuda a reducir el daño celular y previene la aparición de arrugas. Es antibacteriano por lo que resulta adecuado para pieles con tendencia grasa.

ACEITE DE SEMILLA DE UVA: conocido como el oro de la vid, rico en Flavonoides y Polyfenoles que combaten los radicales libres y promueven la producción de colágeno. Con un gran poder antioxidante y protector de las menbranas celulares. Beneficioso para todo tipo de pieles, desde las más secas a las más grasas, ya que ayuda a regular el equilibrio natural de la piel. 

ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA DE ALTA MONTAÑA: armoniza nuestra piel y nuestra alma. Es el aceite esencial más popular y uno de los más beneficiosos para nuestra piel y nuestro espíritu. Sus propiedades anti-inflamatorias calman la piel irritada y reduce las rojeces. Regula la secreción sebacea y ayuda a regenerar y calmar la piel dañada por el sol. Además, potencia el efecto de los demás aceites .

ACEITE ESENCIAL DE BERGAMOTA:  Su poder cicatrizante y antiséptico ayuda a sanar cicatrices y otras marcas en la piel, consiguiendo un tono más uniforme y luminoso. Es astringente y antiséptico, adecuada para pieles grasas y mixtas ya que ayuda a desbloquear los poros obstruidos.

ACEITE DE SOJA:  Ideal para pieles maduras, su poder antioxidante ayuda a combatir los signos del envejecimiento, a la vez que nutre y calma las pieles sensibles. Contiene Isoflavonas con propiedades hidratantes, regeneradoras y protectoras de la piel.